“Queremos verdad, justicia y que los responsables vayan presos”

Viernes 15 de noviembre de 2019 | 00:05hs.
Dos años de incertidumbre y un pedido que sigue siendo el mismo: verdad y justicia. Los familiares de los tripulantes del ARA San Juan reviven hoy uno de los días más tristes de sus vidas porque se cumple un nuevo aniversario de la desaparición del submarino en las aguas del Atlántico Sur y el domingo, el primer aniversario de su hallazgo.
Entre la tripulación se encontraban dos misioneros, la obereña Eliana Krawczyk, primera oficial submarinista de la historia, y Jorge Isabelino Ortiz, cabo principal y maquinista. 
El dolor invade el corazón de los familiares y el sentimiento de impotencia a flor de piel les impide siquiera hablar, expresar con palabras al menos un recuerdo.

La patria y el mar
Jorge Ortiz tenía 32 años, tenía tres hermanos menores y estaba casado con Griselda, con quien tenía un hijo, Thiago, actualmente de 4 años. Era cabo principal y maquinista y estaba encargado, junto a otros compañeros, del sector eléctrico y motores del submarino ARA San Juan. 
Ortiz cursó la primaria en la Escuela 59 ‘Juana Azurduy’, ubicada detrás de la ex Garita del kilómetro 10, en Villalonga, y durante la secundaria fue abanderado en el Polivalente 35, de Garupá. Es en este establecimiento donde hoy por la mañana se descubrirá una placa en homenaje  a Jorge.
A los 20 años salió de Garupá -donde aún residen un hermano y su padre- con el sueño de ingresar a la Armada Argentina. A noviembre de 2017, llevaba doce años en la fuerza nacional y desde hace tres integraba las distintas tripulaciones de los submarinos argentinos.
“Él era una persona muy dura, era de afirmarse. Apuntaba a algo y hasta que no lo conseguía no paraba. Y eso es lo que logró, él quería entrar en la Armada y lo logró, llegó a ser submarinista como él se propuso. Ese era su gran orgullo”, había dicho su hermano Sebastián, en la última entrevista concedida a este medio.
Eliana, por su parte, ostentaba ser la primera mujer submarinista de Sudamérica, la única con cargo oficial y la flamante jefa de armas del ARA San Juan. ‘La reina de los mares’, la llamaba su padre, que en un día como hoy se ve desbordado de emociones.

Sentimientos encontrados
Otra de las misioneras presentes en el dolor por la pérdida de un ser querido en el hundimiento del submarino es Andrea Mereles, esposa del sanjuanino Ricardo Alfaro.
“Son muchas sensaciones confusas porque en todo este tiempo todavía no hemos tenido respuesta, todavía no sabemos qué fue lo que realmente pasó. Son muchos sentimientos encontrados, a dos años que ninguno de los responsables haya sido condenado es increíble”, dijo Andrea que tuvo dos hijos con Alfaro, una adolescente de 18 y un niño de 9.
Andrea, sus hijos y su suegra participarán hoy de la condecoración que hará la Armada en Mar del Plata a los familiares de los 44 tripulantes. Si bien aún no está confirmada la presencia del presidente Mauricio Macri, Andrea espera el momento para dirigirse al mandatario: “Él nos debe respuestas a nosotros y si tuviera la oportunidad de tener un micrófono le diría: ‘Señor presidente de la Nación, antes de terminar su mandato queremos verdad y justicia y que los responsables vayan presos’”.

Acto y misa en Mar del Plata

Hoy se llevará adelante desde las 15.30 la ceremonia organizada por la Armada Argentina en la que se entregará a los familiares de los 44 tripulantes fallecidos una condecoración “Al Honor Militar”.Será en la base de Mar del Plata, donde todo indica que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, será el máximo representante del gobierno, ya que el presidente Mauricio Macri no estaría presente debido al repudio de los familiares que responsabilizan al gobierno por la tragediaAntes del acto, por la mañana los familiares de los tripulantes fallecidos participarán en una ceremonia religiosa privada, en la capilla ubicada en el interior del predio naval marplatense, desde el que el submarino partió rumbo hacia el Atlántico Sur el 25 de octubre de 2017.

La causa continúa en su etapa de testimoniales

El expediente que se tramita en el juzgado federal de Caleta Olivia (Santa Cruz), a cargo de Marta Yáñez, les tomó testimonio a más de 120 personas e incorporó 50 cajas con documentación acerca de la unidad naval, además de las fotografías de la nave en el lecho marino que fueron tomadas por la empresa Ocean Infinity. 
Por el momento, ninguno de los considerados responsables se encuentran encarcelados y los tres primeros imputados de la causa llamados a declarar, el capitán de navío Héctor Alonso, jefe del Estado mayor del Comando de la Fuerza de Submarinos; el capitán de fragata Hugo Miguel Correa, ex jefe de operaciones de la fuerza; y el ex jefe de logística, Jorge Suliá, se abstuvieron de declarar ante la magistrada.
Pocos días atrás también fueron llamados a declarar Claudio Villamide, ex comandante de la Fuerza de Submarinos; Luis Enrique López Mazzeo, ex comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada; José Marti Garro, jefe de Operaciones del Coaa; y Eduardo Malchiodi, jefe de mantenimiento de la Armada.
Villamide y López Mazzeo son dos imputados importantes para el expediente. Para la Justicia son las autoridades que pueden decir si el submarino estaba en condiciones de navegar y no podían desconocer el estado en el que se encontraba la nave al momento de zarpar.
A dos años de la desaparición del submarino ARA San Juan y sus 44 tripulantes, la Justicia intenta determinar los motivos por los que se produjo la mayor tragedia en la historia de la Armada Argentina en tiempos de paz.

“Eliana rompió con la historia de la Armada”

Por Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

“Tu luz rompió las frías tinieblas de los mares del sur. Teñiste sus aguas de celeste y blanco para cubrirte de honor y gloria”, reza una de las placas que recuerda a la obereña Eliana Krawczyk (35), en el monumento de la plazoleta Armada Argentina de Oberá.
Aunque la figura de Eliana despierta admiración, hasta el momento no se concretó el proyecto de homenajearla con el nombre de una calle o concretar un busto que la recuerde. 
Salvo la citada placa, recientemente el Oberá Tenis Club (OTC) tuvo el buen criterio de recordar a la tripulación del ARA San Juan y a la obereña con un logo en la camiseta del equipo que disputa la Liga Argentina de Básquet.  
Más allá de los reconocimientos, hasta ahora escasos, lo cierto es que la submarinista ya ostenta la estatura de héroe y su recuerdo perdurará por siempre.  
“Es un faro a seguir y en Eliana quiero reivindicar a todas las mujeres que visten un uniforme, que con profundo amor a la patria hacen de la Argentina un país mejor”, había destacado su hermana Silvina. Y agregó: “Eliana rompió con la historia de la Armada Argentina, que tiene submarinos desde 1933. Pasaron 79 años hasta que ella, en el 2012, recibió su grado de primera mujer oficial Submarinista en la República Argentina y la responsabilidad de ser jefe de Armas del Submarino ARA San Juan”. 

Una pionera 
Tal como la misma Eliana reconoció en entrevistas previas, hasta los 21 años ni siquiera había salido de la provincia de Misiones ni conocía el mar. Tras finalizar la secundaria comenzó a estudiar en la Facultad Ingeniería de Oberá, pero las muertes de su hermano y su mamá produjeron un quiebre y decidió cambiar de rumbo. 
En 2002 la Armada abrió sus puertas a las mujeres y Eliana se enteró de la convocatoria a través de una publicidad en internet.“Fui corriendo a la delegación de Posadas y me inscribí. Dejé todo y viajé a la Escuela Naval Militar de Ensenada. Llevé una foto de mamá en la billetera”, contó en una nota. 
Al llegar a Mar del Plata, base de los submarinos, empezaría su carrera para convertirse en la primera submarinista de la historia de la Armada Argentina. En 2009 se convirtió en oficial y tres años después ingresó a la Escuela de Submarinos, una fuerza que en 71 años nunca había sumado mujeres a sus filas. Al momento de la desaparición del ARA era la jefa de armas del submarino. A principios de 2017 fue promovida a teniente de navío. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina