Preocupa la suciedad en los afluentes del río Paraná

Sábado 18 de enero de 2020
Victoria Bergunker

Por Victoria Bergunker interior@elterritorio.com.ar

La llegada del verano puso de manifiesto una situación alarmante que preocupa -sobre todo- al sector de deportes acuáticos. Es que quienes realizan tareas de canotaje divisaron en las costas del río Paraná unos diminutos animales prendidos a sus pies con la apariencia de pequeños parásitos. 
Sumado a esto, manifestaron su inquietud por la contaminación debido a las heces que circulan la zona del arroyo Itá y se extienden al río Paraná, lo que genera un olor nauseabundo y supone un peligro también para los bañistas que se acercan a las playas que ofrece la ciudad.
El Territorio accedió al lugar y se pudo constatar la acumulación de residuos, tales como botellas plásticas, restos de zapatos de goma, latas, botellas, e incluso toallas higiénicas femeninas. 
Francisco Vázquez, presidente del club León Seró -ubicado en la esquina de las avenidas Urquiza y Tomás Guido- expresó en diálogo con este medio: “La situación es la aparición de, aparentemente, sanguijuelas en la playa, además del tema del agua que está muy contaminada. Nosotros observamos mucha materia fecal y basura”. 
Ante este escenario, ayer en horas de la mañana acudió personal municipal del sector de Bromatología con el objetivo de realizar un muestreo, estudio que arrojará resultados en el lapso de una semana y que marcará las acciones a seguir, ya sea de prevención o erradicación de la problemática.
“Ellos (por los agentes sanitarios) tomaron los niveles de oxígeno y PH, además sacaron una muestra de agua para constatar la presencia de materia fecal. Por mi parte, yo les di una botella con gusanos que encontré días anteriores para que hagan la muestra también de ahí y puedan comparar. Ahora hay que ver el resultado de los análisis”, detalló Vázquez. 
Según afirmó, esta especie de gusanos no le produjo ningún tipo de daño en la piel ni le causó efectos secundarios, pero sí ocasionó alarma entre sus alumnos de canotaje. Además, se refirió la insalubridad que supone nadar entre restos de excremento, sin contar la cantidad de bichos que esto puede atraer.
“Mis alumnos quedaron sorprendidos por los gusanitos que se le pegaron en los pies, yo compartí un video donde se puede observar”, dijo en relación a las imágenes que subió días atrás en sus redes sociales, en donde se ve reflejada esta situación. 
Asimismo, Adrián Palamarchuk, presidente del  club de canotaje Río Paraná, agregó que “nosotros no vamos en contra de nadie, pero pedimos que se tomen las acciones correspondientes y se insista en la prevención, sobre todo en lugares donde se hacen actividades y hay gente todo el tiempo”.
Por su parte, el director de Seguridad Acuática de la provincia, José Aguirre, se mostró consternado por la condición del agua y comentó que “cada vez que mis alumnos salen del agua les pedimos que se higienicen en las duchas y con jabón”. Y en cuanto a los gusanos o sanguijuelas, afirmó que “son organismos que habitan normalmente en los baños y cañerías”, dejando al descubierto su procedencia.
Si bien no son peligrosos, es importante tomar ciertos recaudos a la hora de arrancarlos, ya que puede quedar alguna parte de su cuerpo en el interior de la piel, por lo que de sufrir un ataque de este tipo, lo aconsejable es acudir al médico.
Finalmente, Aguirre reclamó que “queremos realizar un trabajo conjunto de los clubes con la Municipalidad para mejorar y apuntar a una buena calidad de vida para la comunidad deportiva”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina