Por la bajante del río, se complicó el abastecimiento de agua en Iguazú

Lunes 6 de abril de 2020 | 02:00hs.
La sequía en la región y el accionar de las represas situadas sobre el río Paraná generaron serias complicaciones en el abastecimiento del servicio de agua potable para distintos barrios de la localidad de Puerto Iguazú.

Esta situación derivó en que los trabajadores del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas) tuvieran que detener el bombeo del agua en la toma ubicada sobre el río Iguazú, ya que el cauce es un bajo. Según consignaron, la altura del agua estaba en 5,5 metros ayer, cuando el valor normal es de 13 metros.
Ante esta situación, desde el Imas informaron que nuevamente debieron interrumpir el bombeo y pidieron a toda la ciudadanía racionalizar el uso del agua, ya que la plaza potabilizadora de la ciudad está trabajando a un ritmo de 300 metros cúbicos por hora, cuyo caudal de agua también es retirado de arroyo Mboca-í, en inmediaciones del municipio.

A raíz de la sequía que viene afectando al Norte misionero desde hace meses, se redujo en un 70 por ciento el trabajo operativo de la planta potabilizadora en las últimas horas.

Esto tuvo una fuerte repercusión en los distintos barrios de la ciudad, quienes denunciaron que hasta más de 15 días hay problemas con el normal abastecimiento de agua en los hogares.

Si bien hubo días en los que la planta logró trabajar al 100 por ciento de su capacidad, la falta de presión, ante la baja del río, derivó en que el agua no alcance hacia los tanques de las casas.

El malestar de los vecinos creció en los últimos días, no sólo por la escasez del líquido vital en los barrios, sino porque las obras de la segunda planta potabilizadora de la ciudad se paralizó hace cinco años.

Los trabajos de esta estructura fueron encarados, en una primera instancia, por fondos del gobierno nacional durante la gestión de Mauricio Macri.
Ante la parálisis, el gobierno de la provincia, a través del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), y con fondos propios, se retomó con las obras. Pese a los avances, no son lo suficientes para garantizar las operaciones de esta planta hasta el momento.

Según los datos que brindó el Imas a El Territorio, la concreción de esta obra brindará una solución al abastecimiento del agua potable en toda la Ciudad de las Cataratas.

Para sobrellevar la situación, desde la Dirección de Servicios Públicos de la Municipalidad de Puerto Iguazú trabajan en la distribución de agua con camiones cisternas. Sin embargo, esto no garantiza el completo abastecimiento de agua para todos los barrios del municipio.

En el afán de intentar lograr una solución en el corto plazo, desde el instituto se evalúa la posibilidad de realizar una perforación de 300 metros de profundidad para paliar la crisis hídrica que se generó por la falta de lluvias que aqueja a la región desde hace varios meses. A ello se suma que las proyecciones meteorológicas a futuro no prevén grandes precipitaciones que solucionarían la crisis hídrica que aqueja a Iguazú. 

Perforaciones para garantizar el agua en Irigoyen

Bernardo de Irigoyen es uno de los municipios que siempre ha tenido inconveniente en el servicio de agua potable, incluso hubo veranos en que el pueblo entero se quedó sin el líquido vital. La última crisis hídrica sufrida en Irigoyen fue en septiembre de 2019, cuando la represa de la Cooperativa de Provisión de Agua Potable de Bernardo de Irigoyen Limitada (Coopabil), tuvo una bajante histórica, y que por casi dos semanas no pudo bombear agua a la principal planta potabilizadora de la entidad.

En ese momento, se declaró la emergencia hídrica en el municipio y se creó un comité de crisis integrado por Coopabil, Municipio, Bomberos Voluntarios y de la Policía de Misiones, Gendarmería Nacional y Ejército Argentino, quienes brindaron asistencia a la población.

En esa oportunidad, y mediante un trabajo en conjunto entre Coopabil, el Municipio y el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas), se construyeron tes nuevas perforaciones y se hizo el mantenimiento y recuperación de otras dos perforaciones antiguas que no estaban prestando servicio. Todas ellas, ubicadas en distintos puntos de la ciudad, fueron conectadas a la red principal de la entidad cooperativa para complementar el trabajo de la planta potabilizadora y cisterna del reserva principal y de esta manera también que sirva cuando haya bajante en el caudal de los reservorios principales de la entidad cooperativa.


En cifra

70%

Por la sequía y consecuente bajada del río, se redujo en un 70 por ciento la capacidad de trabajo de la única planta potabilizadora de Puerto Iguazú.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina