Padres, entre la necesidad del retorno a clases y el miedo al contagio

Lunes 6 de julio de 2020 | 09:30hs.
Los estudiantes estuvieron realizando las tareas que les llegaban desde distintas plataformas. | Foto: Nicolás Oliynek
La semana pasada se aprobó de manera unánime entre todos los ministros de Educación del país que el regreso a las aulas será obligatorio para todos los chicos y no opcional, como se había barajado en un principio. No obstante, aquellos estudiantes con patologías de base quedarán exceptuados de asistir a las clases presenciales.

Los padres y tutores a cargo, principales responsables de la integridad de los niños, niñas y adolescentes, se enfrentan a un escenario nuevo que también es un desafío para directivos y docentes. Es en ese contexto que algunos se manifestaron de acuerdo con la vuelta a las escuelas por el bienestar social y educativo de los chicos, mientras que otros expresaron su temor respecto al los contagios que se puedan producir a partir de esto.

Se habla frente a una realidad incierta puesto que Misiones no tiene fecha de retorno, pese a que para Nación sea una de las provincias aptas para retomar las clases presenciales a partir de agosto. “Creo que aunque sea espaciado, está bueno que vuelvan a clases. Me parece que los chicos necesitan estar en contacto con otros chicos porque a pesar de que por Zoom tengan las clases, se están perdiendo otras cosas”, sostuvo a El Territorio Walter Oldenburg (37), padre de un varón de 7 años.

En esa misma línea se expresó Marina Borja (40), madre de dos niñas de 8 y 13 años. La mujer indicó que es acertada la vuelta a clases por la importancia de la interacción cara a cara entre alumnos y docentes. “No es lo mismo estar en un aula que estar en la casa, porque cuando el chico no entiende tiene sólo a los padres, en cambio si están en el aula la docente tiene más tiempo de explicar cada tema y a cada alumno, eso en las clases virtuales es imposible”, dijo Borja.

Por su parte, Viviana Urbano (34), madre de una niña de 9 y un varón de 17, se refirió a la complejidad de las clases virtuales respecto al acceso a los recursos electrónicos y a la conectividad. “Las clase virtuales fueron sumamente difíciles, tanto para mí como para muchas otras familias. Va a ser una gran presión el reinicio de clases porque no todos pudieron completar las tareas virtuales, incluso conozco muchos chicos que no lo lograron porque tienen un solo celular en el grupo familiar”, destacó. Asimismo, agregó: “No hay que dejar de lado que esto fue un cambio para los chicos, ellos la pasaron mal también, no es que están súper cómodos. Entonces estaría bueno que se reinicien las clases para acomodar un poco las tareas”.

En contrapartida, Nelson Romero (31), padre de una niña de 7 años, se mostró inseguro con este retorno presencial a las aulas, más que nada porque su pequeña están en constante contacto con sus abuelos, lo que considera un riesgo para ellos.

La higiene en las escuelas

En el “Protocolo Marco y lineamientos federales para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria y terciaria”, que se aprobó el pasado jueves en el último Consejo Federal de Educación (CFE), se especifican todos requerimientos y los elementos de higiene que tienen que estar garantizados en cada establecimiento educativo para volver a abrir (ver Lo que establece…).

En ese sentido, los padres hablaron acerca de un cierto temor de que sus hijos salgan de sus casas y empiecen a circular por las escuelas así como en el transporte público, ya que no todos tienen la posibilidad de que sus padres los transporten en auto particular. “En este contexto no tengo miedo, si llega a haber más casos o si las cosas cambian voy a preferir que se queden en casa. Aparentemente a los chicos al virus no les hace casi nada, pero sí pueden transmitir a otras personas”, comentó Oldenburg.

Borja, por su parte, sostuvo que tiene confianza en sus hijos y que todas las charlas que tiene respecto a los cuidados y la higiene para evitar el contagio los tendrán en cuenta al salir de su casa. “Por más que sean chiquitos, se dan cuenta, es complicado porque es algo nuevo pero se van a ir adaptando como a todo”, consideró.
La mayor preocupación de Urbano es que su hija es asmática, es decir, forma parte del grupo de riesgo.

“Es algo que estamos evaluando porque la escuela es el lugar donde tienen que estar para incorporar todos los contenidos; en las casas por más que algunos padres tenemos la capacidad de enseñarles, no es lo mismo. Sería lo ideal que vuelvan las clases pero sí está ese miedo como padre de que le pase algo o que se contagie”, compartió.

Mientras, Romero indicó: “Por supuesto que tenemos un poco de miedo porque nosotros no estamos preparados para eso y siento temor por mis hijos y por mis padres”.

Noticias Relacionadas

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina