Misioneros al rescate de 2 minutos

Lunes 19 de agosto de 2019 | 05:00hs.
Agustina Rella

Por Agustina Rella sociedad@elterritorio.com.ar

Sábado 3 am. Una masa vestida de rebelde negro espera que sus ídolos de la adolescencia suban a escena. Oscurece y cuando vuelven las luces, te ves ahí, arriba del escenario como si fueras parte de una leyenda del punk rock nacional. No fue un sueño, sino una hazaña cumplida la que vivieron Sacha Horster (34) y Dani Espínola (30)  el fin de semana, cuando les tocó ser nada más y nada menos que el reemplazo del batero de 2 Minutos, que se hizo esperar y a último momento no apareció a la cita en La Bionda. Ver el Video.

La icónica banda, que hizo historia en el país al ser la primera en pisar el mismo suelo donde debutaron los pioneros The Ramones y Patti Smith, entre otros, está de aniversario y lo celebra con una súper gira internacional. Tras su paso por Colombia, llegaron al Litoral y luego de presentarse en Corrientes, desembarcaron en la capital misionera para hacer desatar su rabia barrial. Al arribar temprano, los integrantes del grupo decidieron irse a cenar previo al show nocturno y aparentemente atrapado en las garras de una belleza misionera, el baterista de la banda perdió la noción del tiempo.

Dentro del club rockero, desde las 12 se escuchaban acordes “panqueques” de la mano de Sr. Grey, Punto Muerto y Bombermans con un público que saltaba violentamente al compás.

Pasadas las 3, El Mosca (Walter Velázquez, la voz) y los suyos decidieron que ya era hora de arrancar con su espectáculo y le pidieron a Sacha (batero de Bombermans) que les hiciera el aguante.

“Llamaron al último batero y era yo, porque con Bombermans ganamos el concurso como primeros teloneros” arrancó contando Horster con vasta trayectoria en la percusión misionera. “Me mostraron una lista de 30 temas que no conocía y además, una cosa es escuchar y otra tocar”,  agregó. “Pero preferí subir y equivocarme que perderme esa oportunidad”, planteó, decidido.

Con motivo de este festejo, los “minutos” sumaron a un músico histórico a su gira, uno de los primeros guitarristas que los acompañaron a fines de los 80: Alejandro Mirones (El Indio). Pero nadie esperaba que un misionero se camuflara entre los oriundos de Valentín Alsina.

“La gente no entendía nada, esperaban al batero de 2 Minutos (Monty Montes) y ahí estaba yo”, graficó Horster al tiempo que relató que tocó un par de temas y le pasó la posta a su coterráneo jardinense Espínola (baterista de Punto Muerto); que según indicaron “se conocía todos los temas”, como fan e intérprete de covers punk. Finalmente Sacha volvió a unirse en las últimas canciones, para terminar de darle el toque misionero a un show memorable.

“Toda la vida escuché a 2 Minutos. Incluso varias veces decía en chiste: ‘va a venir algún día la banda, va a pasar algo y voy a terminar tocando con ellos’. Uno no se da cuenta a veces del poder de expresar abiertamente un deseo”, reflexionó Sacha mientras confesó que recién dimensionó la gesta, una vez que bajó del escenario.

A 25 años del disco debut de 2 Minutos, hito en el punk rock argentino, el grupo no pierde su escencia y se reinventa a cada segundo, con clásicos  que en épocas de crisis suenan más vigentes que nunca. La resistencia, los problemas barriales, contados con aspereza, sin medias tintas y siempre birra en mano, se hicieron sentir en Posadas con el plus de sentirse bien representados en cada golpe de percusión.

Un festejo de un cuarto de siglo con tintes de tierra colorada y la promesa de volver a revivir este amor, a fin de año. Quizás la batería tome revancha y proponga otro duelo épico entre Misiones y Valentín Alsina. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina