Marcha de los días: Gestos de unidad y disidencias

Domingo 12 de julio de 2020 | 05:00hs.
La comunidad económica internacional brindó esta semana un fuerte respaldo al proceso de reestructuración de deuda que viene encarando la Argentina. Lo hicieron tanto los representantes de organismos de créditos como el Fondo Monetario Internacional, hasta el premio Nobel de Economía. El primer apoyo directo lo brindó la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. Al respaldar al país en la renegociación de la deuda, pidió a los acreedores colaborar con el gobierno administrado por Alberto Fernández para llegar a un acuerdo, tras la presentación de la última oferta. La representante del FMI además de verbalizar se mostró decidida a intervenir para que se avance hacia la transparencia y una prudente reestructuración de la deuda. Tal respaldo fue concretado ante miembros del G-20 y el Club de París en Arabia Saudita, que fue el país organizador de ese encuentro y cuyo ministro consideró necesario reestructurar la deuda soberana de manera sostenible con la participación de los acreedores del sector privado. Semejante nivel de apoyo no cuenta con mayores antecedentes. A la misma posición se sumaron más de 70 economistas y académicos encabezados por el premio Nobel Joseph Stiglitz, quien junto a sus pares instaron a la comunidad internacional a respaldar a la Argentina en el proceso de reestructuración de deuda y advirtieron que los acreedores soberanos no deben reescribir las reglas durante la pandemia. Observaron que, si la Argentina accediera a las demandas de un grupo de acreedores atrasados, en referencia a las pretensiones del denominado Grupo Ad Hoc liderado por el poderoso fondo Blackrock, crearía un precedente desastroso que retrasaría en más de una década el desarrollo de la arquitectura legal internacional para la deuda soberana. De allí que insistieran en apoyar el canje de deuda que lleva adelante el ministro Martín Guzmán. 
Los economistas dieron un paso más mostrando absoluta firmeza en lo que consideran más conveniente tanto para la Argentina como para otros países que atraviesan similar proceso de negociación. Pidieron que, de ser necesario, la comunidad internacional presione a estos acreedores para que retiren la demanda y apoyen a la Argentina. Esto último, en referencia a la propuesta que incluye una lista de 13 bonos en euros y dólares, desde 2028 hasta 2046, que contiene títulos con vencimiento en 2030 para el pago de intereses devengados, desde el último vencimiento abonado por la Argentina hasta el cierre de la operación.

La peor cara de la política 
Esta semana se observó en el país lo que puede considerarse la peor cara de la política. La de un sector que por conveniencia política salió a alentar a romper la cuarentena. Nadie está en contra de las protestas, que es propia de la democracia, pero sí de la manera que lo hicieron y cuando a diario especialistas de todo el mundo recomendaban evitar las concentraciones para frenar al Covid-19. Pero los manifestantes en la tarde del pasado 9 de julio lo hicieron violando todas las recomendaciones de distanciamiento social, en muchos casos sin uso de barbijos despreciando la salud de millones de argentinos que se encuentran cuidándose para evitar contagiarse de coronavirus. En el medio, también afirmaron que salían a defender la libre expresión, pero algunos incivilizados lo hicieron destrozando un móvil de un reconocido canal nacional que estaba transmitiendo en vivo tal convocatoria. Dejaron en evidencia que al menos ese grupo de manifestantes, que se ensañó de manera cobarde contra un cronista, la única voz que defendían era la propia; como si tuvieran la verdad absoluta y no estaban dispuestos a escuchar otras voces. Extraña manera de abogar por las libertades, porque justamente el disenso es parte de la libertad de expresión, es decir coincidiendo o no, siempre debe respetarse la opinión del otro. Es lo que brinda la democracia y, por lo tanto, forma parte de la República o la libertad, que afirmaron salían a defender.
Pero como se dijo, en todas reglas hay excepciones y fueron quienes realizaron el banderazo contra las medidas para enfrentar la pandemia y aprovecharon para protestar contra el rol de Cristina Fernández en el gobierno, el Poder Judicial y muchos, contra el peronismo. Son los que respondieron además al mensaje del ex presidente Mauricio Macri (2015-2019), quien reapareció esta semana sólo para redoblar las críticas a la prolongada cuarentena por el coronavirus e impulsar protestas acusando al gobierno de atacar las libertades individuales. Macri de esta manera usó el ataque como la mejor defensa. Es que en los últimos días se fueron conociendo que no sólo empobreció a los argentinos, destruyó la economía del país y endeudó como ningún otro gobierno, sino además en Cambiemos parecían divertirse espiando a propios y extraños. Violando de esta manera las libertades individuales sobre los que dicen desde Cambiemos ser los máximos y supuestamente pulcros representantes. Aún peor, habrían utilizado para la tarea de espionaje, recursos y bienes del Estado. La Justicia viene acumulando evidencias y testimonios de cómo supuestamente espiaban desde el gobierno anterior. Las numerosas pruebas que se van acumulando en la causa no sólo lo perjudican judicialmente a Macri, sino lo debilita internamente dentro de su propio espacio político ya que también espiaban a otros referentes de Juntos por el Cambio. Por ahora, hay una veintena de personas que estarían sospechadas de ser los presuntos autores del espionaje ilegal que se llevó adelante durante el gobierno de Macri. Están acusados de los delitos de espionaje ilegal y asociación ilícita. Como las balas pican cerca de Macri, salió a denunciar y agitar a sus fieles como una forma de defenderse.

Mensaje de unidad
Ese mismo día, el 9 julio, pero en horas de la mañana, el presidente de la Nación Alberto Fernández lanzó un nuevo mensaje de unidad. Lo hizo en el marco del día de la Independencia en Olivos, acompañado por empresarios, sindicalistas y por videoconferencia con la presencia y respaldo de todos los gobernadores. Llamó a terminar con los odiadores seriales y enfrentar juntos la pandemia del coronavirus. Está claro que es un desafío de toda la clase política, tanto del oficialismo y de la oposición. Los dirigentes opositores que tienen la responsabilidad de gestionar sus municipios y gobernaciones trabajan mancomunadamente con el gobierno nacional contra la pandemia. En cambio, aquellos dirigentes opositores sin compromisos de gobierno, alimentan la grieta y militan contra la cuarentena. Es cierto que la cuarentena implica sacrificios impensados, pero también es verdad que ningún Estado ni gobiernos, ni especialista del mundo, tiene aún certeza de cómo evitar más contagios y muertes. La receta principal por ahora, es sólo el distanciamiento social porque está probado que es lo más efectivo, hasta que se consiga la vacuna para lo que habrá que esperar aún mucho tiempo. De allí, el pedido del jefe de Estado del respeto hacia el otro, como sostuvo Fernández durante su discurso realizado de manera virtual desde la residencia presidencial de la Quinta Olivos en Buenos Aires, cuando de manera tradicional se desarrollaba en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Dicho acto también fue modificado producto de la amenaza del Covid-19 y ante la necesidad de mantener distancia social. Fue allí que el mandatario nacional defendió el aislamiento social obligatorio vigente desde el 20 de marzo e insistió que la medida de aislamiento se sostiene en acuerdo con todos los gobernadores, porque comparten la idea de preservar la vida y la salud antes que otras urgencias, como la economía, que a criterio del jefe de Estado puede volver a recuperarse. Ello al recordar que es la pandemia y no la cuarentena la que asesta un duro golpe a la economía en el país y en el mundo. Por ello, reconoció durante ese acto el gesto de solidaridad demostrado por la mayoría de los argentinos en acompañar esta decisión. Alberto Fernández al llamar a la unidad federal y de los sectores de la economía para enfrentar la pandemia de coronavirus, estuvo acompañado por numerosos dirigentes políticos, empresariales y sindicales sumados todos los gobiernos provinciales. En este último sentido, fueron dos días consecutivos el respaldo brindado por los gobiernos provinciales. Primero, todos los gobernadores, avalaron la oferta presentada por la Argentina a los acreedores de la deuda pública externa y luego, durante el acto por el Día de la Independencia, donde se destacó la unidad entre el gobierno nacional y en presencia por videoconferencia de los 24 mandatarios provinciales, con quienes dijo se pusieron de acuerdo en la forma en que se enfrenta la pandemia de coronavirus en el país.

Cómo Misiones sobrelleva la pandemia
Misiones, en medio del pico nacional de la pandemia, está logrando sobrellevar sin los contagios masivos que se temía en la provincia y mantener recuperados a los que padecieron de coronavirus. La barrera sanitaria estricta que impuso Misiones está dando resultados, pero está claro que no hay nada para festejar como tampoco bajar los brazos. En medio del control sanitario, se conoció esta semana otro dato económico alentador. Después de una caída histórica y sin precedentes afectados por la crisis dejada por la administración de Mauricio Macri y la pandemia, lentamente el sector de la construcción vuelve a recuperarse. Representa una señal positiva, como advierten desde la Cámara de Comercio de Posadas observando cómo en otros distritos a raíz del virus no logran reactivarse. En la provincia, de manera responsable se había regresado a la construcción, cumpliendo los protocolos, como también se harían luego en la mayoría de las actividades productivas. Como muestra de esta recuperación en el sector de obras públicas, se entregaron 50 viviendas e igual número está previsto para esta semana. Se suma un hecho casi impensado el año pasado, la reactivación del tren de cargas, más otras ayudas que se brindaron en los últimos días como la extensión del Ahora Gas y la actividad productiva a pleno. Además, se trabajó desde la administración provincial, en los últimos días, en mejorar la rentabilidad del sector yerbatero con gestiones ante el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. También se conoció que tanto el gobernador Oscar Herrera Ahuad como el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, efectuaron reclamos directamente al presidente de la Nación por la demora en los créditos solicitados hace un tiempo a fin de concretar obras de electrificación rural para los misioneros. Plantearon que se estaba perjudicando a Misiones, impidiendo acceder a los citados créditos además de evitarse a  similar asistencia que estarían por salir las próximas semanas.  

Boom de ventas
Analistas del sector maderero afirman que por estos días se vive una situación de explosión de ventas que no se registraba desde hace mucho tiempo. Los especialistas citan, como ejemplo, que hoy no se consigue machimbre ni de segunda en la provincia por las muchas ventas cerradas. También se está vendiendo toda la producción de tableros encolados que salen de Misiones y Corrientes. Las empresas del sector se encuentran al límite de su capacidad de producción y se incrementaron notoriamente los pedidos de personal en los aserraderos.  Otro tema positivo, como se viene reflejando en las páginas de El Territorio, es el repunte en las ventas de los comercios de Misiones en general y Posadas en particular. El cierre del puente con Encarnación junto a una adecuada estrategia de precios hace que el consumidor vuelva a comprar y el dinero se retroalimente frontera adentro de la tierra colorada. Los planes llevados a cabo por el gobierno nacional con asistencia directa a las empresas y a los ciudadanos con dificultades económicas, también aportan a la reactivación de la economía. Sumado a todas las acciones que el gobierno provincial viene desplegando para mover la economía local. Además, debe destacarse la responsabilidad de empresarios, comerciantes y los propios trabajadores, que permiten que en la provincia se fueran ampliando de manera progresiva múltiples actividades, hasta llegar el momento de pruebas para el esparcimiento. De allí surgieron las pruebas piloto para el fútbol 5 como el caso de Posadas y otras comunas y, entre ayer y hoy, la propuesta de caminatas en el Parque Nacional Iguazú para los residentes en la Ciudad de las Cataratas. Cada paso implica un desafío y de allí es que se solicitan y exigen los máximos cuidados sanitarios para favorecer y permitir la reapertura a sectores que aún no pudieron volver a la actividad como los rubros turístico y hotelero.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina