Los lazos familiares de Rojas con el paraguayo detenido junto a Baden

Viernes 10 de julio de 2020
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

“Cada uno se tiene que hacer responsable de su delito. Yo no me puedo hacer responsable del delito de esas dos personas detenidas”. Con esas palabras a El Territorio, Néstor Fabián “el Negro” Rojas se desligó de Luis Miguel Baden (35) y Andy León Torres, posadeño y paraguayo, respectivamente, detenidos sobre la ruta nacional 12 el 26 mayo. 
Ese procedimiento, realizado por Gendarmería Nacional, permitió que la Justicia misionera descubriera un plan que presuntamente Rojas ideó desde la cárcel de Ezeiza para matar al juez Fernando Verón, quien lo investiga por el doble crimen de El Acuerdo, ocurrido en diciembre del 2015 y en el que resultaron víctimas Sebastián Vega (35) y Rodrigo Ibarra (37). 
Después de las detenciones, en las que también se incautaron un vehículo Nissan y una pistola 9 milímetros que estaba en poder del ciudadano paraguayo, fueron detenidos otros dos posadeños -uno de ellos perteneciente al Ejército Argentino- y se secuestraron ropas de la Policía Federal Argentina, municiones y un arma de guerra de origen estadounidense. 
La redada contra la banda terminó el último miércoles, cuando la novia de Baden y hermana de los otros detenidos fue apresada. Se determinó que Vanesa D. S. se comunicó con Rojas minutos después de las aprehensiones y allanamientos, e incluso le exigió dinero para los gastos ante los sucesos. 
Sobre Baden también hay muchas pruebas. Es quien asistió a cuatro brasileños que eran guiados por Rojas y también fueron detenidos el año pasado con armas y ropas de PFA en un control en San José. Se cree que también estaba a cargo de la logística para asesinar al juez en Posadas. 

Familia y armas
¿Y el paraguayo León Torres? Poco se dijo hasta ahora sobre él, ya que estaba sin documentos y no registraba antecedentes en su país. Sin embargo, según pudo reconstruir El Territorio en base a fuentes policiales y judiciales, es quien más relación con Rojas tendría de todos. Una relación familiar, ya que se trata de su cuñado. 
Para reconstruir su historia hay que remontarse al lunes 13 de agosto del 2018, cuando la Policía de Misiones y la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (Saic) del Poder Judicial detuvo al Negro en un complejo de cabañas al borde del Paraná, en Posadas. 
Entonces, estaba sindicado por el crimen de Aldo Cantero, ocurrido días antes en Gobernador Roca, pero su aprehensión significó dar cumplimiento al pedido de captura internacional que había emitido el juez Verón por los crímenes del 2015. Los investigadores se sacaron una espina que los carcomió casi tres años. 
Pero Rojas no estaba solo ese día. Lo acompañaban tres personas de Entre Ríos, a quienes le pretendían vender tres kilos de cocaína y su entonces pareja: una adolescente de 16 años de nacionalidad paraguaya que tenía documentación trucha. El consulado paraguayo confirmó su identidad y, previa intervención de la Justicia de Menores, volvió a su país, puesto que aquí no tenía familia. 
Diferentes fuentes consultadas confirmaron a este medio que la joven es hermana de Andy León Torres y que por esa relación el detenido es íntimo de Rojas. Incluso, en investigaciones anteriores sobre Rojas se recolectaron testimonios donde lo señalaron a él y a otro hermano como “los soldaditos del Negro, que hacen cualquier cosa por él”. 
De la investigación actual surgió que el arma que le incautaron al joven, una 9 milímetros, podría ser de Rojas e incluso tendría un valor afectivo para el múltiple homicida. Se trata de un armamento de importante valor, que cuenta con detalles personalizados. 

El otro hermano
Pero sobre los León Torres hay más en Misiones. Walter León Torres (25), otro cuñado de Rojas, también se encuentra detenido en la actualidad. Fue apresado con cocaína y marihuana que estaban siendo transportados en un vehículo detenido por Gendarmería Nacional el 12 de octubre del 2018, en un control de la Sección Vial El Arco, sobre la ruta nacional 12. 
Coincidentemente, llevaba la droga a Entre Ríos, uno de los destinos predilectos de Rojas para traficar, y su detención se concretó apenas dos meses después de que cayera el señalado múltiple asesino. 
Él y tres personas más -otro paraguayo, un entrerriano y un posadeño- esperan que los juzguen por el delito de “transporte de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas en concurso real con la figura tenencia simple de estupefacientes”. Al momento de ser detenidos se movilizaban en un Fiat Uno, aparentemente con intenciones de vender la droga en la Fiesta de Disfraces que se hace todos los años en la localidad de Paraná.
León Torres pidió ser excarcelado, pero la Justicia lo rechazó en dos instancias. Es que el joven no tiene ni trabajo ni residencia fija, por lo que se consideró que podría fugarse a su país en caso de recuperar su libertad. Pero sobre todo, porque entre sus antecedentes figura una fuga. 
El 21 de junio del año pasado se escapó de la Comisaría Quinta de Garupá, donde estaba alojado. Según se detalló en su momento, el personal policial hizo el conteo de presos a las 19 y León Torres ya no estaba en el lugar. No se explican cómo ganó la calle. 
De todas formas, tras un intenso operativo policial fue capturado en una zona de malezas cercana a la rotonda del Indio de la misma localidad. Entonces nada trascendió sobre sus relaciones con uno de los delincuentes más sanguinarios de la historia criminal reciente en la provincia de Misiones. 

En cifra

5

Detenidos hay en la causa. Junto a Baden y León Torres están dos hombres y una mujer, todos hermanos. El juez Cardozo los acusará de intento de homicidio.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina