Los grandes juicios del 2020

Domingo 23 de febrero de 2020 | 06:00hs.
El primer debate oral de la provincia de Misiones se realizó el 15 de mayo de 1992 en el Tribunal Penal Uno de Oberá. Dicha instancia del proceso penal se inauguró con el cuerpo que estaba integrado por los magistrados Francisco Aguirre, Lilia Avendaño y Romeo Schwenberg.
En la provincia, como en todo el país, la mayoría de las causas se resuelven mediante juicio abreviado y algunas personas consultadas se aventuran a decir que solamente el 10 por ciento alcanza a ventilarse en un juicio oral y público. 
A grandes rasgos, el abreviado es una negociación entre el fiscal y la defensa en la que, a cambio de admitir su culpabilidad, el o los acusados reciben una pena menor. El tribunal penal es el que debe homologar ese acuerdo con fundamentos jurídicos y -entre otras cuestiones- la valoración de las pruebas recolectadas por el juez en la instrucción. 
En Posadas hay dos tribunales penales (I y II) y a ellos se los suman los de Oberá y Eldorado.  Además están los juzgados Correccional y de Menores, que últimamente han tenido mucha actividad, sobre todo con los hechos viales que terminaron en muerte. 
La poco cantidad de juicio orales se debe a una gran cantidad de factores. “Hasta que no tengamos un sistema acusatorio - que también lo exige la Constitución-, y un juicio por jurados que es un mecanismo constitucional rápido y es una garantía para los justiciables de ser juzgados por sus pares, vamos a depender de las fechas que fijan los jueces”, consideró al respecto Hugo Zapana, vicepresidente del Colegio de Abogados de la provincia, en una entrevista brindada a El Territorio en septiembre del año pasado.  
En ese entonces, el conocido letrado hizo un análisis sobre los dos tribunales de Posadas, que son los que más causas reciben en toda la provincia. Celebró la conformación del nuevo Tribunal Penal II (con los magistrados  César Yaya, Carlos Giménez y Gregorio Busse) y vertió duras críticas contra el Tribunal Penal I, calificando su situación como “lamentable”. 
“Hay tres jueces que están en condición de jubilarse, no sé cuál es el inconveniente pero no realizan juicios orales, suspenden juicios pactados, no fijan nuevas fechas de debate, es por eso que esperamos con ansias que se produzca el recambio”, alentó.
Y en este sentido, la asimetría en la programación de juicios es notoria: según la información que pudo obtener El Territorio, para este año, el tribunal que renovó autoridades recientemente tiene programados 42 juicios - no quiere decir que todos se vayan a realizar -, mientras que hasta mediados de año el Tribunal Penal I tiene hasta el momento con fecha fija sólo dos. 
Puertas adentro de la Justicia, algunas voces anónimas señalan que ante la inminente jubilación los magistrados están presionados a tomarse los días de vacaciones debido a que el Poder Judicial no está en condiciones o no quiere pagar esas licencias no gozadas. 
La saturación es tal que los defensores oficiales y fiscales también se ven muchas veces obligados a suspender los debates porque son programados en fechas inviables. Ocurrió, por ejemplo, con el debate que juzgaría a Martín Monzón por el terrible crimen de Horacelia Marasca (16), pactado para octubre del 2018. Además del defensor, también el fiscal subrogante del Tribunal Penal 2, Christian Antúnez, estaba entonces de turno en la fiscalía de Instrucción Dos. 
En este sentido el abreviado pasa a ser casi la única salida y un elemento de presión para quienes intervienen en el proceso ya que allí pocas veces se discuten las calificaciones. En diálogo con El Territorio, el integrante de un tribunal provincial opinó que se necesitan al menos cuatro tribunales más -dos en Posadas, uno en Oberá y otro en  Eldorado- para alivianar la situación de los jueces y cumplir con la demanda de debates en Misiones. 
En medio de esta situación quedan los acusados, quienes muchas veces tachan sus días en una celda sin una resolución, atrapados en las eterna prisiones preventivas, problemática que ha sido desarrollada en anteriores informes por este medio. 
En este difícil contexto, El Territorio hizo un relevamiento de los grandes casos que se ventilarán este año en el fuero ordinario en la provincia. Se trata de causas que, de alguna u otra forma, han movilizado o estremecido a la sociedad misionera como el femicidio de la adolescente ya mencionado, el secuestro durante 23 años de una mujer en Villa Cabello o un efectivo de la Policía de Misiones que deberá responder por un doble crimen. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina