Golpeó con los puños a su mujer y después amenazó a la Policía

Lunes 16 de septiembre de 2019 | 04:00hs.
El arma cayó de entre sus prendas. | Foto: Policía de Misiones
Un sujeto totalmente desquiciado fue detenido luego de propinarle una paliza a su esposa y amenazarla de muerte a él y a sus hijos, informaron ayer fuentes de la Policía de Misiones en Villa Bonita, en la zona centro de la provincia.

El hombre, identificado como Nelson S. (38), también agredió y amenazó a los policías que quisieron detenerlo. Le incautaron un arma de fuego.
El caso salió a la luz cerca de las 13 de la víspera, cuando la hermana del agresor llamó a la Policía para informarle de la violenta situación que estaban sufriendo su cuñada y sobrinos menores de edad en el barrio Villa Unión.

Al llegar al lugar de los hechos, los uniformados vieron cómo el acusado salió por el fondo del terreno y se ocultó en una malezas del lugar. Sin embargo, se priorizó en primera instancia atender a la víctima.

La mujer de 33 años contó así su calvario. Desarrolló que su pareja había estado bebiendo alcohol desde el sábado y además la agredió físicamente a ella y a sus hijos, que tienen 13, 11 y 10 años.

La escalada de violencia tuvo su punto más alto al mediodía de ayer, cuando Nelson S. la empezó a insultar nuevamente y le asestó varios golpes de puño en el rostro, la tomó del cuello y la arrojó contra la pared y el piso.

El sujeto, según señaló la denunciante, le manifestó que la iba a matar con un revólver y que después iba a “picar” a los pequeños con un machete. Todos fueron trasladados a la comisaría, donde recibieron la contención correspondiente.

El médico que revisó a la víctima de violencia de género detectó lesiones en el ojo izquierdo, pómulo izquierdo, cuello, espalda y brazo derecho que demandarán varios días de curación.

Por otro lado, los efectivos locales montaron un operativo cerrojo en la zona de monte donde se ocultó el acusado y la búsqueda tuvo sus resultados a unos dos kilómetros del lugar del hecho.

El arma y más amenazas

Sin embargo, no fue fácil su captura. Una vez rodeado, el hombre empezó a insultar y atacó con golpes de puño a los uniformados, por lo que se debió utilizar la fuerza para inmovilizarlo y esposarlo.

En esta instancia quedó demostrado que sus amenazas eran muy ciertas, debido a que se le cayó de entre sus prendas un revólver calibre 38 marca Rossi.
Una vez en el patrullero y camino a su lugar de alojamiento, Nelson S. (38) siguió insultando y amenazando a los uniformados. “Yo el lunes estoy afuera, los voy a ver parados en la ruta y le voy a meter mi camión por encima”, habrían sido sus palabras.

“Yo les voy a denunciar, no hice nada, no sé por qué me llevan preso. Yo les voy a matar a todos ustedes y a los de Tránsito de Oberá”, siguió el sujeto.
Está ahora a disposición del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá. Se lo acusada de lesiones, amenazas de muerte agravadas por violencia familia, tenencia ilegal de arma de fuego y resistencia a la autoridad.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina