Excarcelaron a los dos imputados por el crimen de María Yess en Puerto Rico - El Territorio Misiones

Excarcelaron a los dos imputados por el crimen de María Yess en Puerto Rico

Jueves 6 de agosto de 2020 | 01:00hs.
El crimen ocurrió el 24 de julio de 2016, a dos cuadras de la Municipalidad de Puerto Rico.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Tras permanecer más de cuatro años con prisión preventiva y después de dos elevaciones a juicio de la causa anuladas, los dos imputados por el crimen de María Yess (63), entre ellos su propia hija, fueron excarcelados y seguirán la continuidad del proceso en libertad, aunque con marcadas restricciones que deberán cumplir.

La medida dispuesta por el Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico, a cargo del magistrado Manuel Balanda Gómez, alcanza a los imputados Andrea Elizabeth Mieres (34) y Paulino Ramón Olmedo (27), su pareja al momento del hecho.

Ambos están acusados por el delito de homicidio calificado, figura que prevé una pena de prisión perpetua en caso de ser hallados culpables de un debate oral, pero hasta esa instancia aún no se pudo llegar porque las dos veces que el expediente fue elevado a juicio el tribunal competente declaró nulidades que obligaron a regresar la causa a etapa de instrucción.

En el mientras tanto, ambos implicados cumplieron ya cuatro años tras las rejas sin sentencia, período que excede ampliamente los plazos previstos para la prisión preventiva y vulnera sus derechos y garantías, por lo cual ahora la defensa de cada uno de ellos solicitó excarcelaciones extraordinarias que finalmente fueron aceptadas bajo caución juratoria.

De acuerdo a lo que pudo averiguar El Territorio mediante fuentes consultadas, el caso fue elevado a debate en dos oportunidades -la última a mediados de 2019-, pero en ambas ocasiones el tribunal competente declaró nulidades en los requerimientos de elevación a juicio formuladas por la fiscalía, las más reciente en virtud de una falta de fundamentación en cuanto al modo, tiempo y lugar del hecho cometido.

Como consecuencia de ello, el expediente volvió a ser remitido al Juzgado de Instrucción de Puerto Rico para que se subsane la cuestión. En los requerimientos de elevación a juicio intervino en su momento la fiscal Mabel Luna, pero ahora se apartó y la causa quedará en manos de una fiscal  subrogante, ya que el actual fiscal, Jorge Fernández, está inhibido.

Fundamentos y restricciones
Las fuentes consultadas señalaron que a la hora de dar lugar al pedido de excarcelación extraordinaria de ambos involucrados, las autoridades tuvieron en cuenta el excesivo período que llevan detenidos sin sentencia, al tiempo que consideraron que no existen riesgo procesales o de entorpecimiento de la investigación dado que prácticamente no quedan medidas pendientes de prueba.

La liberación de ambos se dio además con determinadas restricciones que deberán cumplir. Por un lado, no pueden salir del país y, por el otro, deben comparecer ante una dependencia policial cada quince días para demostrar que continúan sujetos a derecho.

Además, los dos cuentan con una restricción de acercamiento hacia a las hijas de Mieres que vivían con su abuela, es decir con la víctima, y que después del hecho quedaron en completo desamparo.

Según lo que se pudo saber, la libertad de Mieres ya se hizo efectiva la semana pasada, mientras que la de Olmedo fue firmada en las últimas horas.

El caso
El crimen de Yess se registró en la noche del 24 de julio de 2016, dentro de su vivienda sobre la calle Río Grande, a dos cuadras de la Municipalidad de Puerto Rico, donde además tenía un kiosco.

Esa noche se oyeron dos disparos, de los cuales uno impactó en la cabeza de la víctima. Cuando los efectivos policiales llegaron hasta el lugar, se encontraron la dueña de casa sin vida y con su hija Mieres en medio de una escena de llantos y desesperación.

Pero lo que en ese momento pareció un estado de shock, en realidad se trató de una obra casi teatral, dado que en poco tiempo los pesquisas terminaron de descartar la posibilidad de un hecho de inseguridad y se inclinaron por una trama familiar como hipótesis detrás del crimen.

La mujer relató que se escuchó el timbre y que su madre fue hasta la ventana del kiosco que da a la calle y en esas circunstancias de registraron los disparos.

Sin embargo, las pericias del personal de Criminalística y las labores de los detectives de la Dirección Homicidios no tardaron en reconstruir lo que había sucedido.

Se determinó que uno de los tiros del revólver calibre 22 largo utilizado en el hecho impactó en la heladera del lugar y el otro le había atravesado la cabeza de la víctima.

Mediante el análisis de la trayectoria de los disparos los peritos llegaron a dos conclusiones determinantes. La primera de ellas era que el disparo que dio en la heladera de ninguna forma pudo haber provenido del exterior de la vivienda, mientras que la siguiente fue que el cuerpo de la víctima nunca pudo haber caído de la forma en la que hizo si el balazo se daba en la dirección aportada por su hija.

Allí, la coartada de la joven comenzó a desmoronarse y a ello se sumó que la prueba de parafina en su mano derecha dio positivo. Más tarde, los policías también detuvieron a su presunto cómplice, Olmedo, su novio en ese momento.

En la continuidad de la pesquisa se estableció que una mala relación entre madre e hija, además de una lucha por la venta de un terreno en las afueras de la localidad podrían haber motivado en el crimen.

En cifra

4

Los implicados llevaban cuatro años detenidos sin sentencia, período que excede ampliamente los plazos de la prisión preventiva y vulnera sus derechos y garantías.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina