Empresario murió al caer por el hueco del ascensor en uno de sus edificios

Miércoles 15 de julio de 2020 | 07:00hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

El empresario de la construcción Guillermo Vázquez (42) falleció al precipitarse más de 50 metros al vacío por el hueco de uno de los ascensores de la Torre Aymará, edificio que era de su propiedad y en el cual estaba residiendo hace poco tiempo a pesar de que todavía no estaba culminado.  
El hecho habría ocurrido en la noche del lunes pero recién fue descubierto ayer a la mañana, cerca de las 7, cuando el encargado de la obra ubicada sobre calle Beethoven, casi avenida Leandro N. Alem, encontró su cuerpo dentro del hueco del único ascensor que no contaba con elevador.
De acuerdo a lo que se pudo reconstruir hasta el momento, el encargado del lugar arribó a la obra cerca de las 6 y en una de las primeras recorridas por el edificio se topó con la dura escena. 
Tras el aviso a la Policía, al lugar arribaron los efectivos de la Comisaría Decimosexta y el personal de la Dirección de Policía Científica, quienes llevan adelante la investigación del caso. También participaron los detectives de la Dirección Homicidios, pero hasta anoche las fuentes indicaron que la hipótesis más firme es la de una muerte accidental. 
Según detallaron, además de examinar el cuerpo de la víctima, los pesquisas intervinientes también recorrieron e hicieron un relevamiento en varias plantas del edificio, procedimiento en el cual no se detectaron vestigios de violencia ni tampoco se observaron faltantes de elementos de valor. 
En el marco de las averiguaciones también se supo que el  sereno del lugar salió de allí el lunes cerca de las 18 y volvió a la medianoche, tras lo cual se acostó a dormir y recién ayer a la mañana, cuando llegó el encargado de obra y realizaron una recorrida, encontraron a Vázquez sin vida.
Los últimos datos obtenidos indican que Vázquez habría pedido comida por delivery para cenar y al intentar bajar para recoger el pedido habría caído en forma accidental por la única abertura de ascensor que no cuenta con los elevadores que se usan como montacarga para la obra. Se estima que eso ocurrió entre las 20 y las 21.  
Cristina López Hermana de Rosa

"Son tres aberturas, una funcionaba y es la que ocupan los empleados de la obra, un ascensor del medio también funcionaba y otro tenía la abertura hueca, en construcción" José Rodríguez Handorf Director de Policía Científica

Las cámaras de seguridad además captaron al delivery en la puerta del edificio, donde habría aguardado una media hora pero el empresario nunca recogió el pedido. 
“La víctima es el dueño del edificio. Se está trabajando con los peritos en qué fue lo que sucedió. Se tomó conocimiento a través del encargado de obra. Él tenía la llave, accede, y constató el hecho”, señaló a los medios el comisario general José Rodríguez Handorf, director de la Dirección Científica de la fuerza provincial, en diálogo con la prensa ayer a la mañana. 
En relación a los ascensores, Rodríguez Handorf indicó que “son tres aberturas, una funcionaba y es la que normalmente ocupan los empleados y encargados de obra, un ascensor del medio que también funcionaba y otro tenía la abertura hueca en construcción”. En ese tercer hueco Vázquez se habría precipitado, cayendo al vacío desde una altura de aproximadamente 50 metros.
Incluso, las fuentes señalaron que en el cableado de ese elevador se habrían encontrado vestigios que darían cuenta de que el hombre intentó agarrarse de ellos para salvar su vida. 
En el caso interviene el Juzgado de Instrucción Tres de Posadas, a cargo del magistrado Fernando Verón, quien ordenó que el cuerpo sea sometido a un examen de autopsia que se realizará hoy. 
En el hecho también trabajará el personal de Cibercrimen, quienes analizarán el celular del fallecido.
Por último, las fuentes indicaron que el hombre estaba solo al momento del hecho y que se había instalado hace pocas semanas en el piso 18 de la torre, que aún se encuentra en construcción, lo cual le habría jugada una mala pasada a pesar de conocer a la perfección el lugar. “Es una trampa mortal”, calificó uno de los pesquisas intervinientes.
Vázquez era conocido en el ámbito inmobiliario y era desarrollador de al menos tres emprendimientos más en la capital provincial. Tenía dos hijos y su pareja está embarazada de siete meses. Sus familiares estuvieron presentes en el lugar ayer mientras los peritos trabajaban en el edificio.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina