El BCRA prohibió el cobro automático sobre préstamos

Viernes 21 de febrero de 2020
El Banco Central (BCRA) resolvió ayer prohibir el uso del débito directo interbancario y el débito inmediato (Debin) recurrente para el cobro de cuotas vinculadas a cualquier préstamo. La medida se tomó para “priorizar la protección de los derechos de los usuarios de servicios financieros”.
A través de la Comunicación A 6909, la autoridad monetaria aclaró que estas herramientas seguirán vigentes para todos los demás pagos de servicios e impuestos. Adicionalmente, agregó que sí se podrá utilizar para este tipo de operaciones el Debin spot, instrumento que requiere autorización expresa por parte del cliente receptor previo a la realización de cada débito.
Cuando un cliente solicite la reversión de un débito directo, “no se podrá rechazar el pedido bajo ningún concepto y deberá darle curso indefectiblemente sin importar el monto dentro de las 72 horas hábiles”, aclaró el BCRA. Además, los usuarios mantendrán la posibilidad de dar de baja un débito directo en su propio banco, sin la necesidad de contactar a la empresa recaudadora o a la entidad receptora y sin dar justificaciones.
Tras anunciar la prohibición, la autoridad monetaria salió a aclarar ayer que la medida será de aplicación para las operaciones que se pacten a partir de la vigencia de la comunicación emitida. Por ende, los préstamos pactados con anterioridad continuarán con la modalidad de pago acordada.
El miércoles, el BCRA indicó que estas herramientas financieras siguen vigentes para todos los demás pagos de servicios e impuestos.

Más información
Según la normativa del BCRA, el sistema de débito directo será admisible para el pago de facturas de servicios públicos y privados, impuestos, tasas y contribuciones cuando se encuentre asegurado el conocimiento por el cliente del importe a debitar con una antelación mínima de 5 días hábiles respecto a la fecha fijada para el débito. Será responsabilidad del ente ordenante informar a sus clientes dentro de estos plazos. 
También aclaró que el sistema de débito directo no podrá ser utilizado para el cobro de cualquier concepto vinculado a préstamos.  Las entidades receptoras, por su parte, deberán informar oportunamente a sus clientes los débitos efectuados a través del extracto de cuenta, aunque también podrán hacerlo, opcionalmente, por medio de una notificación específica de débito. En cualquier caso, la información suministrada a los clientes por sus entidades servirá como comprobante del pago efectuado.  

Más créditos para pymes
Desde el arranque de 2020 los bancos públicos y lentamente los privados han comenzado a colocar con cuentagotas créditos a tasas muy promocionadas para apoyar a las pymes. En general se trata de líneas para capital de trabajo, para pagar salarios o para prefinanciar exportaciones, siendo éste último el destino que suelen señalar hoy como prioritario los bancos para este segmento con tanto peso en el universo productivo de la Argentina. De acuerdo al presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, las pymes generan el 65% del empleo en el país y la mitad del PBI de la Argentina. 

Liberan $18.100 millones para el Ahora 12

Así como a pedido del presidente Alberto Fernández los bancos sufrieron esta semana la imposición de un techo a las tasas que pueden cobrar por financiarse con tarjeta de crédito, las entidades recibieron al mismo tiempo un beneficio consuelo. Para que puedan seguir impulsando las ventas en cuotas de Ahora 12, el Banco Central (BCRA) les redujo la exigencia de encajes, el dinero que tienen que tener inmovilizado y por el que obtienen un rendimiento nulo. En la medida en que aumenten su stock de préstamos bajo el sistema del Gobierno, desde marzo podrán contar con hasta 18.100 millones de pesos extra para hacer préstamos. Así el BCRA redujo las exigencias de efectivo mínimo que impone a los bancos. La norma empieza a regir en marzo.


En cifras

5

Días hábiles como mínimo antes del débito a un cliente las entidades financieras están obligadas a informar todos los costos a afrontar.


La Anses abarata sus créditos

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) a partir de abril comenzará a entregar 4.000 préstamos diarios a jubilados, pensionados, beneficiarios de Asignación Universal por Hijo (AUH) y de otras prestaciones sociales. Desde diciembre hasta el mes pasado, se entregaron 279.021 préstamos. En tanto, más de la mitad son personas que cobran la AUH. El resto se reparte entre jubilados, beneficiarios del Sistema Único de Asignaciones Familiares y Pensiones No Contributivas.Para las líneas crediticias la baja de las tasas fue de 42% a 31,5% en el caso de los jubilados y pensionados. Mientras que para los beneficiarios de AUH y SUAF es de 48% a 36%. Asíun jubilado que pagaba 3.100 pesos mensuales por un crédito de 50.000, ahora pagará 1.990.hora 12: liberan $18.100 millones para que los bancos financien compras en cuotasDespués de limitar las tasas que pueden cobrar por préstamos con tarjeta, el Banco Central les dio una pequeña compensación. Les permitirá reducir encajes, dinero inmóvil que les resulta muy costoso, pero a cambio del dinero que usen para financiar consumo


Medida para proteger el poder de consumo

La decisión del Banco Central de la República Argentina (BCRA) de poner un límite de interés anual del 55% para la refinanciación de saldos de tarjetas de crédito, se explicó como una medida que busca aliviar el gasto en deudas de las familias. 
Sobre la medida, Agustina Gallardo economista de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) explicó que se trata de sacar peso a los intereses que ponen los bancos sobre los deudores. Y con mayor liberación ingresos se espera un repunte del consumo. 
“En el resumen de fin de mes de las tarjetas de créditos lo que quedaba sin pagar era refinanciado en algunos casos con tasas que llegaban hasta el 200% anual”. 
Diferenció en tanto que “ahora hubo una decisión de ponerle un límite a esta tasa, entendiendo que también está bajando el interés de referencia que permite a los bancos conseguir dinero más barato”, explicó la profesional en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva. 
Y recordó que “en los últimos años las familias se endeudaron muchísimo con las tarjetas de crédito. Hay un informe que muestra que un hogar debería destinar tres meses del total de sus ingresos para cubrir todas sus deudas. Es una barbaridad, esa familia que está muy endeudada, obviamente no puede ampliar sus consumos. Sobre todo en alimentos que es la mayor preocupación para la gran mayoría”.

Al consumo 
Gallardo apuntó así que la decisión del gobierno “es sacar ese peso extra de las deudas para ganar tiempo hasta que los ingresos puedan ganarle a la inflación. Ahora con este ahorro al que se podrá acceder se espera que más de los ingresos familiares puedan ir al consumo.
La economista estimó que la deuda de las familias con el sistema financiero ronda los 1,2 billones de pesos. 
Y detalló que “se estima que el 40% de esas deudas está hecho con tarjetas de créditos. Por otro lado, tenemos que pensar que tenemos jubilados y beneficiarios de asignaciones familiares muy endeudados con la Anses. Así que la baja de tasas ayuda a recomponer el poder adquisitivo hasta que la suba de ingresos quede encima de la inflación”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina