Ebrio al volante chocó a un auto en el semáforo, dejó a menor herido y huyó

Martes 20 de agosto de 2019 | 04:00hs.
Cristian Valdez

Por Cristian Valdez fojacero@elterritorio.com.ar

Un automovilista alcoholizado no solamente habría pretendido sobornar a la patrulla policial que intervino porque estaba durmiendo en medio de la avenida Jauretche, de Posadas, sino que escapó de la escena y en ese descontrolado periplo chocó de atrás a otro coche con tres ocupantes que esperaba en un semáforo de Blas Parera, abandonando herido a un menor de 12 años. 
Logró completar la fuga hasta ocultarse en su domicilio, pero fue detenido alrededor de tres horas después. El examen de alcoholemia determinó que tenía 1,10 gramos de alcohol por litro de sangre, cuando la reglamentación vigente en la capital provincial es alcohol cero.
Pasó el fin de semana privado de la libertad y recién esta mañana será trasladado a la sede judicial para la instancia indagatoria bajo la imputación provisoria de “lesiones y daños”, por lo que posteriormente podría ser excarcelado. Su auto fue secuestrado.

Durmiendo en la avenida
El protagonista del episodio que puso en riesgo la vida del chico, además de la pareja que circulaba con él en el coche atropellado, se llama Carlos Julián M. (32), con domicilio en la chacra 190 de Posadas.
A las 8 de la mañana del domingo último, una patrulla del Comando Oeste de la Unidad Regional I acudió a un alerta telefónico por medio del cual un vecino se refirió al riesgo que significaba un automóvil detenido sobre la avenida Jauretche (casi Bustamante), entorpeciendo el tránsito con el conductor durmiendo en el volante. 
Una vez en el lugar, los uniformados se toparon con un Chevrolet Astra orientado hacia el sur, por lo que detuvieron la marcha del móvil sobre la mano contraria. El conductor se mostró sorprendido cuando lo despertaron, dijo su nombre con cierta dificultad y cuando le exigieron la documentación del coche, aseguró no poseerla, pero en paralelo habría sugerido la entrega de dinero para evitar sanciones. “Señores, cómo podemos arreglar”, aparentemente dijo.
El presunto intento de soborno a los funcionarios públicos transformó lo que era una contravención en un delito, por lo que al solicitarle que descienda del auto se negó, lo puso en marcha y se fugó rápidamente por la avenida Bustamante. 
Se perdió de vista en cuestión de minutos sin que se concrete una persecución en función del riesgo para los transeúntes a esa hora de la mañana.  

Choque en el semáforo
Mientras era buscado mediante patrullajes en la zona, cerca de las 9 los efectivos fueron notificados de un siniestro vial ocurrido en un semáforo situado en la intersección de las avenidas 115 y Blas Parera. 
Es que en plena fuga y aparentemente excedido de velocidad, el conductor ebrio atropelló a un Volkswagen Golf que esperaba el  verde para avanzar. Ni siquiera se detuvo, se informó, sino que antes de dar explicaciones corrigió la marcha y otra vez se alejó raudamente. 
En el sitio los efectivos hablaron con el conductor damnificado, Hugo Fabián F. (50), comerciante oriundo de la localidad de Concepción de la Sierra pero con domicilio en Villa Sarita, quien manifestó que fue impactado de atrás cuando esperaba sobre Blas Parera, acompañado por Natalia S. (36) y el hijo de ésta, que tiene 12 años.  
Contó que en la misma fila estaba detenida una camioneta Volkswagen Amarok que también fue impactada, pero el conductor se había retirado con evidente estado de nerviosismo, aduciendo que iría por sus propios medios a un centro médico.
En el vehículo menor el impacto fue más fuerte y le produjo lesiones al menor que estaba en el asiento trasero. En una ambulancia debieron trasladarlo hasta un sanatorio, donde determinaron que sufrió una fuerte contusión en el torso. El hombre terminó con lesiones leves, al igual que su acompañante.

Ocultó en la casa
Una vez establecido el domicilio del conductor, el magistrado Fernando Verón (en calidad de subrogante del Juzgado de Instrucción Dos) libró la orden de allanamiento, detención y requisa que habilitó a los uniformados de la Comisaría Sexta a intervenir en el inmueble.
En el garaje lateral detectaron el automóvil con severos daños en la parte del faro, guardabarros y paragolpe derecho, solicitando en esa instancia la presencia de peritos de la Policía Científica a fines de interpretar con rigor los daños. 
En ese momento el coche quedó secuestrado y el conductor fue detenido sin ofrecer resistencia, aunque las fuentes policiales señalaron que trató de minimizar lo que había hecho.
El examen de alcoholemia arrojó 1,10 gramos en sangre, lo que se condice con algunos testimonios que lo colocaron en un boliche posadeño junto a otras personas. 

El siniestro que reactivó el debate vial

Hace alrededor de tres semanas se produjo un hecho vial que generó indignación y debate en Posadas porque como resultado de la conducción imprudente de un joven de 18 años al mando de un Volkswagen Gol, una mujer sufrió graves lesiones al ser chocada de atrás en medio de una supuesta picada ilegal. Fue durante la madrugada del lunes 29 de julio sobre la avenida Uruguay, a pocos metros de su intersección con la calle Florencio Sánchez. Lo que ocurrió fue que el VW Gol chocó de atrás al Hyundai Coupé Génesis conducido por Soledad Adorno. El camino tanto de éste como del otro auto con el que supuestamente competía pudo ser reconstruido, en parte, mediante la recolección de imágenes de cámaras de seguridad, las cuales registraron, por ejemplo, el momento exacto en el cual ambos vehículos se detienen en el semáforo ubicado en la intersección de Uruguay y Trincheras de San José. A juzgar por las imágenes, pareciera que ambos automóviles utilizaron dicho semáforo como señal de largada. En diálogo exclusivo con El Territorio, Adorno recordó: “Lo vi venir pero lo vi muy lejos, por eso me imagino que venía a una velocidad excesiva. Imaginate que lo veo en Cabred y Uruguay pero a pocos segundos lo tenía encima”.

En cifra

1,10 g/l

El examen de alcoholemia determinó que el automovilista tenía 1,10 gramos de alcohol por litro de sangre cuando manejaba escapando de la Policía


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina