Denuncia de coima en Centinela: le dieron intervención a Asuntos Internos

Lunes 13 de julio de 2020 | 14:06hs.
El puesto de Centinela en la mira de Asuntos Internos | Foto: Natalia Guerrero
Carlos Cardozo

Por Carlos Cardozofojacero@elterritorio.com.ar

La Dirección de Asuntos Internos investigará la denuncia de un ciudadano paraguayo - con nacionalidad argentina - quien dijo haber pagado una coima a un efectivo de la Policía de Misiones para ingresar a la provincia, consignaron hoy altas fuentes de la fuerza provincial a El Territorio.

Según se detalló, autoridades de la fuerza se pusieron al tanto de la situación el mismo día del hecho y se hicieron presentes en San José para conocer los pormenores de la presentación del hombre.

Las autoridades consultadas expresaron que notaron algunas contradicciones en el relato del denunciante, que había sido detenido por Gendarmería en Cerro Azul junto a su pareja, y por eso se pidió la intervención del Juzgado de Instrucción de Apóstoles, a cargo de Miguel Ángel Faria. Es que se trata de un presunto delito de cohecho y debe ser investigado en la Justicia ordinaria.

Como informó este medio, serán claves las filmaciones de las cámaras de seguridad del Paraje Centinela, ubicado sobre la ruta 14, donde habría ocurrido la transacción ilícita. El material también fue analizado por la Policía junto al denunciante y allí es donde - siempre según lo dicho por representantes de la fuerza - notaron incongruencias. Por esta razón, también va a intervenir el personal de Cibercrimen.

El Territorio accedió a la denuncia mediante fuentes que pidieron estricta reserva. En ella el denunciante expresó que tanto él, que tiene 42 años, como su pareja llegaron a la provincia de Misiones el 9 de julio a las 10 de la mañana. Si bien ella es misionera, ambos están radicados en Burzaco, tal y como figura en su DNI.
El ciudadano manifestó que tenía permiso de viaje nacional que expiraba ese mismo día a las 14.30 y que por eso estaban ingresando a la tierra colorada con lo justo. Además consignó que se habían hecho un certificado en un sanatorio - figura el nombre del nosocomio en el documento - el 6 de julio y los resultados, negativos para ambos, fueron entregados el día 8.

Pero los efectivos de la Policía - siempre según la denuncia - “no escucharon” y le dijeron que estaba imposibilitado de ingresar porque no tenía domicilio en la provincia, algo que se ajusta a las determinaciones provinciales. El hombre insistió y dijo que su intención era radicarse en Capioví junto a su pareja, que era albañil y había perdido su trabajo, pero los efectivos no accedieron.

Agregó que en un momento se quedaron los dos solos y el uniformado le dijo que “lo iban a arreglar” el día siguiente, pero que estacione su auto a unos 100 metros del control, lejos de los vehículos que allí llegaban. Obedeció y buscó un lugar. Tras un largo viaje, tuvo que dormir en el vehículo.
Lo que se sospecha es que querían que sus documentos expiren.

El denunciante declaró que al día siguiente, cerca de las 9 del 10 de julio, se acercó “un policía” - sin especificar si se trataba que le ordenó orillarse- y le manifestó que le iba a salir 10.000 pesos para ingresar. Especificó que extrajo el dinero pensando que era para un nuevo hisopado, pero que el funcionario lo guardó en el bolsillo y le dijo que espere una seña.

El ademán del efectivos policial se concretó minutos después, el hombre encaró el control y finalmente pasó sin ser detenido nuevamente. Al ser consultado si sabía quiénes eran los efectivos que participaron en la maniobra describió que el que recibió el dinero tenía un uniforme azul mimetizado, lo describió físicamente pero explicó que no le pudo ver la cara por el tapabocas.

Relató que habría actuado con al menos otros cuatro colegas. También le preguntaron si alguien había visto la “transacción”, pero señaló que en ese momento su mujer no estaba.

Por orden del Juzgado Federal de Posadas una copia de la denuncia fue entregada a autoridades policiales. Como se informó en párrafos anteriores, autoridades de la Dirección de Seguridad Vial estuvieron en el lugar para ponerse al tanto de lo sucedido. También se hizo presente el jefe de la fuerza, comisario Zenón Cabrera.

Según pudo establecer este medio, desde el Juzgado Federal de Posadas ordenaron en un principio que la pareja sea escoltada hasta el límite provincial para que abandonen la provincial, pero luego se dio marcha atrás. Una médica del puesto le hizo los hisopados a ambos y pudieron ingresar a lo que será su nueva tierra.
La Policía corroboró donde la pareja se instaló en Capioví y se determinó una guardia regular para que cumplan con el aislamiento obligatorio.

Noticias relacionadas

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina