Declararon culpable a uno de los acusados del caso Anahí

Jueves 28 de mayo de 2020
Anahí Benítez tenía 16 años y fue asesinada en 2017.
La Justicia dictó ayer veredicto condenatorio para Marcos Esteban Bazán (34), el dueño de la casa de la reserva de Santa Catalina de Lomas de Zamora, donde se cree que fue retenida, drogada, violada y asesinada la adolescente de 16 años Anahí Benítez en 2017.
El fallo fue dado a conocer ayer al mediodía por el Tribunal Oral en lo Criminal 7 de Lomas de Zamora, que sólo pronunció un adelanto del veredicto condenatorio y anunció que la lectura de la sentencia, es decir la pena y el delito por el que fue condenado, y los fundamentos, recién se darán a conocer el 2 de junio a las 12.
La lectura del veredicto duró tan sólo un minuto y diez segundos y se transmitió por videoconferencia a través de la plataforma “Teams”, con Bazán observando todo desde un monitor de la Unidad 9 de La Plata, donde está detenido.
“El tribunal, por unanimidad y previa deliberación en el marco de la presente causa 49707-17, ha decidido pronunciar veredicto condenatorio respecto del imputado Marcos Esteban Bazán con relación a los hechos por los que viene acusado”, leyó la secretaría del TOC 7.
Si bien no se anunció el delito ni el tiempo que deberá pasar en prisión, fuentes judiciales señalaron que todo indica que el 2 de junio se anunciará una prisión perpetua para Bazán, ya que la calificación que le imputaron tiene esa pena.
Por lo que se vio en la videoconferencia, Bazán siguió la audiencia custodiado por un agente penitenciario y con la misma camisa azul de mangas cortas y barbijo que lució en los alegatos de la semana pasada, y no pudo observarse su reacción ante el veredicto, ya que en ese momento la cámara mostraba lo que sucedía en la sala de tribunales.
Lo que sí se escuchó a pocos minutos de terminada la lectura fueron algunos insultos hacia la Justicia, por parte de los amigos de Bazán que seguían la transmisión.
Afuera, en la puerta de los tribunales de Banfield, otro grupo de amigos del condenado e integrantes de asociaciones, expresaron su disconformidad con el fallo.
“Hay un muerto en vida, los culpables son ustedes, hay una madre que vela por su hijo, corruptos, asesinos seriales”, dijo una mujer.
En la sala de audiencias sólo estaban presentes, manteniendo la distancia social y con tapabocas colocados, los jueces Elisa López Moyano, Roberto Conti y Roberto Lugones; el fiscal Hugo Carrión; el abogado del particular damnificado, Guillermo Bernanrd Krizan; la mamá de la víctima, Silvia Pérez; y los abogados defensores Eduardo Soares y Rosario Fernández.
El debate se inició en febrero -y tuvo un parate de 57 días por la cuarentena-, con otro imputado en el banquillo de los acusados, Marcelo Sergio Villalba (42), cuyo ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima.
Pero este hombre dejó de ser juzgado en la segunda audiencia porque se concluyó que era un “psicótico” que no estaba en condiciones de estar en el juicio.
En su alegato, el fiscal Carrión afirmó que Anahí fue “torturada y cosificada” y pidió para Bazán la pena de prisión perpetua como coautor, o en su defecto partícipe necesario, de los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género” (femicidio) y como partícipe necesario de un “abuso sexual agravado por acceso carnal”.
Más allá de que ya no estaba siendo juzgado, el fiscal también se refirió a Villalba -quien tiene una condena por un abuso en Capital Federal-, como autor de la violación de Anahí y coautor del crimen y recordó que el celular de la víctima se halló en poder de uno de sus hijos. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina