Colón lo ganó en la última y hundió un poco más a Gimnasia

Lunes 19 de agosto de 2019 | 20:14hs.
Colón no tuvo resaca ante Gimnasia simplemente porque todavía sigue de fiesta. Después de haber logrado la clasificación a las semis de la Sudamericana, el Sabalero metió un triunfazo agónico ante el Lobo gracias al doblete de Wilson Morelo y sumó su primera victoria en esta Superliga. Los del Indio Ortiz estuvieron ahí de rescatar un punto en el Cementerio, pero se fueron con las manos vacías y siguen en el fondo de la tabla del descenso.

De arranque, el Lobo se lo devoró tras una linda jugada. Llegó el centro de Matías García, Spinelli y Aleman no la pudieron meter casi en el área chica y Comba la empujó sobre la línea. En ese instante, el asistente 1, Diego Romero, levantó el banderín y anuló el gol por una posición adelantada del ex delantero de Argentinos en el toque previo.

Más allá de esa insinuación del equipo visitante, los dos equipos se prestaban la pelota. El local extrañaba al Pulga Rodríguez, sentado en el banco por el esfuerzo copero de la última semana, y la visita mostró buenas intenciones a la hora de manejar la pelota, pero le faltó profundidad. En medio de algunos bostezos en la fría tarde de Santa Fe, la primera clara fue de Colón: a los 32', Chancalay la mató de pecho, sacó el latigazo con su pierna derecha y Alexis Martín Arias, con un atajadón en su ratonera derecha, le ahogó el grito.

Después de esa llegada, los de Lavallén se despabilaron y la pelota parada se convirtió en la llave para abrir el marcador. A cinco minutos del final de la primera parte, Gastón Díaz se hizo cargo de un tiro libre cerca del área, metió un centro con mucha rosca y el colombiano Wilson Morelo saltó más alto que todos para meter un cabezazo que derrotó a Arias.

En el segundo tiempo cambió completamente el desarrollo del partido porque Gimnasia salió a quemar las naves. Se adelantó unos metros, Comba avisó con un potente remate que se fue por arriba del travesaño y a los 9', llegó el ansiado empate. En una acción que nació en el arco Arias, el Lobo la fue llevando, Morales la bajó y Pablo Velázquez, quien había ingresado a jugar el segundo tiempo por Tijanovich, puso la cabeza, agarró a contrapierna a Burián y la pelota entró pidiendo permiso al arco.

Colón, con el orgullo herido, reaccionó, Arias se agrandó dos veces en la misma jugada ante Da Luz y Chancalay, y más tarde le tapó un enorme mano a mano a Morelo. Encima, en la que no pudo llegar, el travesaño le ahogó el grito a Gaston Díaz. El encuentro se hizo de ida vuelta, el Lobo respondió de contra y en la última del partido, a los 49', volvió a aparecer Wilson Morelo para sellar la victoria. Mientras el Sabalero se aseguró terminar la fecha afuera de la zona de descenso y Lavallén sigue tomando aire, Gimnasia no logra salir a flote.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina