Cierre del último videoclub de Posadas: cinéfilos se acercaron a comprar sus películas favoritas

Miércoles 1 de julio de 2020 | 13:45hs.
Foto: Natalia Guerrero.
"Los finales felices solo ocurren en el cine", es una frase del film "La invención de Hugo", estrenada en el 2012, y aunque suene pesimista, hoy parecen ser las mejores palabras para describir la triste noticia del cierre definitivo de VideoStar, el último videoclub de Posadas.

Tras 30 años de trayectoria, el comercio que en algún momento fue el lugar más recurrido por los cinéfilos posadeños, pone punto final a su historia y con esto, se termina una era que dejó hermosos recuerdos.

“Recuerdo cuando no había lugar para mirar y elegir la pelicula, de hacer colas para ingresar, una época muy bonita que ahora van a estar sujeto a la nostalgia”, expresó Esteban Chilavert (32) quien se encontraba comprando históricas producciones cinematográfica tales como, Los Marginados y La Conversación de Francis Ford Coppola, Kill Bill Volumen 1 y 2, entre otros, “son unas películas tremendas”, agregó.

Como en su mejores épocas, el local se vio repleto de personas que no quisieron perderse la oportunidad de comprar sus películas o series favoritas.

Incluso hay quienes mostraron su fanatismo en sus atuendo, tal es el caso de Emily Samrsla (24) quien contaba con un anteojo similar al que usó el protagonista de Harry Potter, además de una bufanda representativa de Gryffindor, una de las cuatro casas en las que se dividen los estudiantes del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, en la que transcurre la película.

“En casa tengo una colección de 15 VHS la mayoría de películas de Disney, pero también tengo muchas de Harry Potter. Me falta completar la colección para tenerlos exhibidos en una repisa”, comentó.

Además, recordó cómo era la práctica de alquilar una película en los videoclubs hace algunos años atrás. Según recordó, esto era algo que no solo significaba conocer un nuevo film, sino que también ”era un ritual, una costumbre, hasta un habito. El venir cada viernes a la semana, tomarse el tiempo para elegir y decir ‘hoy me voy a llevar tal película y la voy a ver con tal persona’ era muy lindo” destacó.

Otro es el caso de Javier Álvarez, quien aprovechó las normativas del contexto sanitario para elegir el motivo de su cubreboca y mostrar su fanatismo por la serie “Dr House”. Dicha afición lo impulsó a aprovechar la liquidación del videoclub y comprar la colección completa de esta serie.

Si bien, en la actualidad no resulta difícil acceder a series completas a través de las nuevas plataformas de cine, Javier mencionó, mientras se encontraba buscando las temporadas de su serie favorita en los rincones más abajo de los exhibidores, “es muy lindo también conseguir y tener conmigo los Cds de las series que más me gustan”, destacó.

Asimismo, se tomó un tiempo para repasar el paso del tiempo y los cambios en esta esta práctica. “Antes a veces venía sólo, otras con amigos, después más adelante alquilabamos películas con mi esposa, incluso mi primera hija nos acompañaba. Mi hijo más chico ya no conoció esto, el ya esta acostumbrado a mirar películas en internet”, explicó.

El avance de la tecnología constantemente trae nuevos cambios y esto sin dudas afectan a los comercios quienes en el pasado supieron sacarle el mayor provecho a estos hábitos, que pese a que no se verán demostrado en los locales de alquileres de películas, estarán siempre presente en las vidas de los fanáticos del cine.  

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina