Banda de delincuentes fue detenida tras concretar 3 asaltos en una hora

Viernes 17 de enero de 2020 | 09:29hs.
La detención del presunto cabecilla activó un procedimiento en el barrio Kennedy, donde estaban los otros sospechosos.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Una banda de seis delincuentes fue detenida luego de asestar tres asaltos en diferentes puntos de Posadas y Garupá, en los que se hicieron con un vehículo, celulares y dinero en efectivo. El raid ocurrió en menos de una hora y su accionar quedó registrado por las cámaras de seguridad de uno de sus blancos. 
Según pudo reconstruir El Territorio en base a fuentes policiales consultadas, los implicados fueron identificados como Germán Antonio R. (32), Sebastián Jorge R. (22), Mariano Alberto R. (27), Lucas Javier C. (24), Héctor Javier R. (44), Alexander Enrique C. (22)  -todos de Posadas-, Eduardo A. (27), domiciliado en Garupá y Lucas Miguel B. (35), de Lanús, Buenos Aires.

Los mismos fueron descritos como “la banda del Porteño” por la participación del último de los mencionados y los investigadores creen que ya asaltaron dos farmacias bajo la misma modalidad anteriormente. Los hechos ocurrieron el 3 y el 9 de enero sobre la avenida Uruguay, en jurisdicción de la Comisaría Tercera. 

Primero, el auto

El primer atracó de la víspera fue denunciado a las 8.38, a través del sistema 911. La víctima, el propietario de una farmacia sobre la avenida Rademacher identificado como Fernando (42), fue abordado por  un grupo de cuatro personas que exhibiendo un cuchillo le sustrajeron 8.000 pesos en efectivo. 
El denunciante relató que momentos antes había estacionado su Renault Clio cinco puertas frente a su negocio, encendido y con las llaves puestas, que también fue sustraído. La banda actuó a cara descubierta, modalidad que se repitió luego. 

Filmados

Con el auto robado en su poder, los involucrados se trasladaron hasta Garupá, donde el blanco esta vez fue un local comercial que se dedica a la venta y reparación de celulares que está sobre la colectora de la ruta nacional 12, a pocos metros de la estación de Crucero del Norte. El golpe allí ocurrió a las 9.00 y duró apenas dos minutos.

En el coche sustraído se movilizaban cinco hombres, de los cuales cuatro se bajaron y abordaron a las empleadas - trabajan sólo mujeres en el lugar-, que casualmente estaban en la puerta del local. Una vez adentro, hicieron que se arrojen al suelo mientras, como pirañas, robaban todo lo que podían.
Según el testimonio de las damnificadas, dos de ellos llevaban armas de fuego, pero en las imágenes de las cámaras de seguridad que ayer se viralizaron no se las puede apreciar. Los investigadores consideran que los implicados simularon portarlas, pero en realidad tenías cuchillos.

“Entraron como clientes y después dijeron ‘tírense al piso, esto es un robo’”, dijo a El Territorio Andrea, dueña del local. La mujer se mostró tranquila ante la detención de los implicados y confía volver a recuperar los teléfonos nuevos y en reparación que le sustrajeron.

Sin embargo, más allá del perjuicio económico, agradece que no sus empleadas no fueron lastimadas, como así también que su hija no estaba en ese momento. Detalló reconoció a uno de los implicados presos - el de Garupá- como cliente del lugar, por lo que considera que hubo un trabajo de inteligencia previo. 

Una billetera

Pero el temerario raid delictivo no terminó ahí. Un joven identificado como Luis (21) que repartía pan fue la tercera víctima, en el barrio A 3-2. Luis, que trabaja para una panadería, se bajó de una Renault Traffic cerca de las 9.40 sobre la avenida Palmeras, cuando fue abordado por el mismo Clio robado. 
Otra vez la misma secuencia. Uno se quedó en el vehículo y los cuatro restantes bajaron y lo amenazaron con un cuchillo doble filo. “Esto es un afano”, fueron las palabras, por lo que el joven le dio una billetera con dinero -entre 1500 y 2000 pesos-, sin ofrecer resistencia. 

Las detenciones

A esa altura efectivos de varias dependencias de la Policía de Misiones lo estaban buscando, razón por la cual el grupo habría decidido separarse. Tres de ellos siguieron en el vehículo robado hasta el barrio A - 4, donde lo dejaron abandonado y quisieron seguir su camino a pie.

Los vecinos alertaron la situación y los efectivos de Seguridad Vial y Turismo terminaron atrapando a dos de ellos, cerca de las 11.00. La presencia del Porteño en el lugar alertó a los efectivos de Investigaciones Complejas y de la Comisaría Tercera, quienes lo venían siguiendo e investigando por los robos a las farmacias mencionados anteriormente, por lo que rápidamente mudaron el operativo al barrio Kennedy, donde se domicilia.

Allí se aprehendió a los otros implicados, que se movilizaban en un vehículo utilizado como remís. El chofer, que intentó huir corriendo, también está entre las rejas y se investiga su participación. Todos permanecen alojados en la Seccional Tercera.

En un allanamiento autorizado y supervisado por el juez Juan Manuel Monte,  los uniformados incautaron más de 13.000 pesos y varios elementos sustraídos - nueve celulares, bolsas, billeteras- así como prendas de vestir que utilizaron los delincuentes en los asaltos.

Dos golpes a farmacias que señalaron al ‘Porteño’

Una investigación abierta y un objetivo identificado, entre otras cosas, permitió el rápido accionar de la Policía de Misiones que derivó en las detenciones y los elementos incautados.

Los pesquisas están seguros que la banda que fue detenida había actuado con anterioridad y tienen como pista fuerte dos asaltos a farmacias que fueron cometidos bajo la misma modalidad: varios delincuentes que ingresan a un lugar y, valiéndose de un arma blanca y la superioridad numérica, se llevan el dinero en pocos minutos.

El nombre del Miguel ‘Porteño’ B. (35) había aparecido como uno de los sospechosos en ambos casos y es por eso que fue señalado como el cabecilla de la banda.  

Dos farmacias

El último de ellos ocurrió el 9 de enero, en horas de la noche. Según la denuncia de la empleado del local, tres sujetos ingresaron al lugar y tras amenazarla se hicieron con 18.000 pesos de la recaudación,  su teléfono celular y varias joyas de oro y plata. Los mismos se valieron, detalló, de un cuchillo de grandes dimensiones.   

Antes, el 3 de enero, ocurrió un hecho similar, sobre la misma avenida pero  en una farmacia diferente. 
Cerca de las 19.20 unos ingresaron al local dos jóvenes que simularon ser clientes y se pusieron a conversar con la empleada, que en ese momento se encontraba sola.

En determinado momento uno de ellos se acercó a la mujer, la tomó de las manos e inició un forcejeo . Esa circunstancia permitió que su cómplice se acercara a la caja y tomé entre 2.000 y 3000 pesos, para que luego ambos se den a la fuga.

La mujer salió del lugar a los gritos de ayuda y siguió a los implicados, que se subieron a un taxi que al parecer estaba estacionado esperándolos. En el vehículo, según dijo, había en total seis hombres.

La denunciante memorizó la patente del auto, por lo que los efectivos de la Comisaría Tercera se abocaron a su búsqueda y lo detuvieron, quedando el taxista, Diego (35), detenido. 

En cifras

$18.000

En el asalto ocurrido el 9 de enero, los delincuentes se llevaron 18.000 pesos en efectivos, un celular y varias joyas de oro y plata.



El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina