Abrieron los comedores de la Unam y tuvieron alta demanda

Viernes 28 de febrero de 2020 | 05:00hs.
El comedor de Félix Bogado lució a pleno en el primer día, un beneficio fundamental para los estudiantes. | Foto: Nicolás Oliynek
María Elena Hipólito

Por María Elena Hipólito sociedad@elterritorio.com.ar

Volvieron a abrir sus puertas los dos comedores que tiene la Universidad Nacional de Misiones en Posadas. Uno de ellos funciona en el Campus, situado en Villa Lanús y que empezó a recibir comensales desde la semana pasada, y el otro por Félix Bogado 2160 que reabrió el miércoles. En ambos lugares el servicio de almuerzo funciona de 11.30 a 13 de lunes a viernes y a partir de este lunes se incorporará la cena.

La asistencia de los estudiantes posadeños como de los que ya llegaron a la capital misionera para rendir sus exámenes finales fue acorde a las expectativas de los cocineros, aunque estiman que con la llegada de los ingresantes y con el inicio del cursado de clases regular el número de comensales ascienda.

Así lo explicó a El Territorio Miguel Méndez, jefe de cocina del comedor ubicado a pocos metros de la avenida Uruguay. “Estuvo bastante concurrida, mi expectativa era de 500 chicos y vinieron 444 el miércoles, hoy (por ayer) seguro va a aumentar un poco más. El primer día tuvimos un plato fuerte, un guisito de arroz con lentejas que además se presta la temporada”, dijo el histórico cocinero que sigue en el equipo desde cuando el comedor funcionaba por la avenida Corrientes.

En esa misma línea, señaló: “Los chicos ya estaban queriendo que vuelva el comedor porque les ayuda mucho económicamente y además para algunos es el único plato del día. Estamos muy contentos porque reabrimos el comedor”.

Según lo cuantificado por el jefe de cocina, durante el año pasado asistieron al comedor unos 1.400 estudiantes por día a almorzar y entre 400 y 450 durante la cena. A este comedor asisten diariamente estudiantes de las facultades de Humanidades y Ciencias Sociales y de Exactas, Químicas y Naturales.

Constancia

Para poder acceder a la vianda de comida, los estudiantes deben presentar certificado de alumno regular en el caso de los que ya estén más avanzados, mientras que los ingresantes deben llevar su certificado de inscripción.

Para ello se encuentra a la entrada del lugar Fabián Schiaffino, auxiliar de la Dirección de Bienestar Estudiantil, quien inscribe a los estudiantes de la Facultad de Humanidades.

“Todos los años los chicos de Humanidades tienen que inscribirse nuevamente. La semana que viene, cuando empiecen a venir los ingresantes, van a ser seguro unos 700 por día”, explicó Schiaffino y agregó que este simple trámite se puede hacer también en la Secretaría de Bienestar Estudiantil y en la Dirección de Bienestar Estudiantil, que funcionan en el edificio de la facultad, en Tucumán 1946.  “La idea es tener a la gran mayoría de chicos ya en el sistema al momento de empezar las clases”, dijo.

Javier Medina (20), de Posadas, Rosana Villalba (20), de Bonpland, Camila López (19), de Garupá, y Camila Ocampo (20), de Jardín América, empezarán a cursar su segundo año de la Licenciatura en Trabajo Social. “La comida es súper completa y nos re ayuda en cuanto a lo económico y al tiempo”, coincidieron mientras almorzaban el menú del día: guiso de fideos con mandioca y ensalada.

Por su parte, Esteban Batijas, estudiante de segundo año de Letras, sostuvo: “Es muy bueno que hayan abierto ahora el comedor, sin embargo, tendría que haberse abierto quince días atrás cuando empezaron las mesas y los chicos empezaron a estudiar”. Y también habló de la complicada realidad en la que viven cientos de estudiantes que vienen a Posadas oriundos de las distintas localidades. “Algunos chicos del interior ni siquiera pudieron venir porque no tienen el boleto gratuito aún, a la menguada economía general se le suma estas quitas que hace imposible venir a estudiar”, cerró. 

En cifras

1.400

Es la cantidad de estudiantes universitarios que acudieron por día durante el año pasado a almorzar en el comedor ubicado en Félix Bogado 2160.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina